Manga xxx colegiala virgen teniendo sexo

comicspornonoviembre 16, 2018

Vistas 228

Como dice el viejo dicho, el karma existe. En este hentai lo comprobaremos con una historia que involucra sexo con colegialas. Se trata de Sumida quien es una chica joven pacífica de tetas muy grandes. En la escuela la molestan porque saca buenas notas y se preocupa por estudiar. Es por ello que la bully de la escuela se encarga de obligarla a tener relaciones lésbicas con ella. Todas las tardes después de colegio la llama para que le chupe la concha.

Sumida es obligada a que lama la vagina de su bully. Pasar la lengua por todo el coño mojado de su bully y hacerla acabar muchas veces. Cuantos de ustedes no les gustaría tener una bully que esté tan buena como esta rubia. De seguro le lamerían la vagina y mucho más. Pero eso no cambia que trata mal a Sumida. Están por quitarle sus pantaletas cuando de repente un profesor llega a la escena. Se sorprende al ver a las colegialas teniendo sexo en el aula después de clases.

Adolescente follando hentai manga

Manga xxx colegiala virgen teniendo sexo
Karma-02.jpg
Karma-03.jpg
Karma-04.jpg
Karma-05.jpg
Karma-06.jpg
Karma-07.jpg
Karma-08.jpg
Karma-09.jpg
Karma-10.jpg
Karma-11.jpg
Karma-12.jpg
Karma-13.jpg
Karma-14.jpg
Manga xxx colegiala virgen teniendo sexo
Karma-16.jpg
Karma-17.jpg
Karma-18.jpg

Hentai Lolicon comic porn

Le dice a Sumida que se vaya y se encarga de darle a la bully su merecido. La pone de rodillas para obligarla a tragar su polla. Así comienza una buena mamada utilizando su mano y su boca. El profesor la hace chupar rápido y con ganas hasta hacerlo acabar. Parece que la bully es una experta ya que el profesor al expulsar su semen le acaba en la cara y la hace tragar toda su leche. Pero la acción recién comienza.

De una vez la pone de espaldas y la penetra bruscamente por detrás. Folla su coño afeitado con gran pasión haciéndola gemir duro. A pesar de todo, parece disfrutar mucho del sexo esta linda zorrita. El profesor finaliza follándola de misionero y cavando dentro de su vagina para dejarla tirada como un trapo. El karma se encarga de pagarle todo lo que ha hecho con sumida orinándole en la cara.