Lolicon tetona siendo deflorada

comicspornoenero 21, 2019

Vistas 166

Hola mis amigos frikis amantes del manga y anime. Hoy están de suerte porque nos hemos topado con un manga hentai muy bueno. Tiene una historia increíble y además dibujos espectaculares. Espero que te gusten las putas y los videojuegos porque este comic xxx cumplirá el sueño detodo hombre gamer. Así que bájate los pantalones y prepara la polla para dedicarle una paja a nuestra amiga Miki.

Quiero que conozcan a Miki, ella es una japo muy adorable con unas tetas que parecen un empate de una carrera de zepelines. Está muy sexy y tiene una sola pasión en la vida como muchos de nosotros, jugar video juegos. Se la pasa bailando todas las tardes en el arcade local o sala de maquinitas, eso explica porque tiene tan buen cuerpo a pesar de ser una gamer. El protagonista de nuestra historia queda flechado con solo verla.

Adolescente de grandes pechos follando

Lolicon tetona siendo deflorada
Arcade-Princess-02.jpg
Arcade-Princess-03.jpg
Arcade-Princess-04.jpg
Arcade-Princess-05.jpg
Arcade-Princess-06.jpg
Arcade-Princess-07.jpg
Arcade-Princess-08.jpg
Arcade-Princess-09.jpg
Arcade-Princess-10.jpg
Arcade-Princess-11.jpg
Arcade-Princess-12.jpg
Arcade-Princess-13.jpg
Arcade-Princess-14.jpg
Arcade-Princess-15.jpg
Arcade-Princess-16.jpg
Arcade-Princess-17.jpg
Arcade-Princess-18.jpg

Colegiala tetona perdiendo la virginidad

Así que por casualidad del destino nuestro amigo conoce a Miki. Entablan una muy buena amistad ya que ambos son gamer. Juegan juntos un rato e incluso logra ganarle un premio, sin duda se está anotando puntos con Miki. Pero nuestra japo es más perversa que eso ya que tiene un solo objetivo, follar con el chico. Terminan los dos en el baño de las maquinitas con Miki mamandole el pene como la puta que es.

Pero Miki necesita más, su concha le palpita porque quiere una polla adentro. Así que se van hasta el estacionamiento para follar en el carro. Miki nunca había estado tan feliz, por fin conoce a alguien que comparta sus gustos y le dé lo que quería, mucho sexo. Miki le pide al chico que penetre su pequeña vagina duro y que le folle como si no hubiera mañana. Cosa que cualquiera haría con gusto a la zorra de Miki.